Factores clave para una vivienda eficiente energéticamente

Factores para una casa eficiente energéticamente

Las edificaciones son responsables de un 40% en el consumo de la energía y de un 36% de las emisiones de CO2. Esa energía se usa aproximadamente en un 60% para calefacción o sistemas de climatización, mientras que la iluminación y demás aparatos eléctricos se llevarían el resto. Las nuevas construcciones son por lo general más eficientes que las antiguas, aplicando criterios tan básicos en la construcción de edificios y viviendas como son la orientación y el aislamiento adecuado de elementos (fachadas, cubiertas, ventanas…), que mejorando sustancialmente la eficiencia energética de los edificios y requiriendo menos energía por metro cuadrado para alcanzar un adecuado confort térmico en su interior.

Mediante principios de diseño muy estudiados, el uso de la energía de un edificio puede disminuir drásticamente. A continuación veremos las técnicas más importantes y ambientalmente sostenibles por las que es posible ahorrar dinero al reducir considerablemente el uso de combustibles fósiles o energía nuclear.

 

Diseño solar pasivo

El diseño solar pasivo se puede resumir en el uso de la estructura de un edificio para capturar la luz del sol y almacenar su calor. Básicamente, a la hora de proyectar una edificación se debería de estudiar la insolación que recibiría, el paisaje circundante (sobras de elementos naturales), los vientos y brisas de la zona, y también una correcta elección de los materiales de construcción. Esa sería la base para reducir la demanda energética del edificio (tu casa, por ejemplo) y ahorrar en la factura de la luz o en el combustible hasta un 50%.

 

Orientación de la edificación y localización de las ventanas

Sin que suponga un coste constructivo extra, sólo con orientar el lado más largo de la edificación al sur con una desviación máxima de 30 grados (mejor si son sólo 15 grados), lograremos ahorrar mucha energía sin hacer cambios en el diseño.

Lo siguiente a tener en cuenta arquitectónicamente son la situación y superficie de las ventanas. Sobre la fachada sur, las ventanas deberían representar alrededor del 7% de la superficie total construida, de forma que mediante materiales constructivos apropiados, se aproveche la energía del sol absorbida por ellos, y que puede suponer un ahorro de hasta el 25% de la calefacción convencional de la casa mediante combustibles fósiles. Pero te estarás preguntando: ¿qué pasa en verano con todo ese calor extra? La respuesta es sencilla. Hay que contar con estructuras que protejan de los rayos del sol en verano (mucho más perpendiculares que en invierno), sombreando paramentos y ventanas (aleros, etc.). De esa forma no hay entrada de calor extra en la casa en esas épocas.

 

Técnicas adicionales de diseño pasivo low-cost

La distribución interior de la vivienda debería facilitar la distribución de calor en el invierno y una mejor ventilación en verano. Lo ideal es ubicar las estancias “vivideras”, donde se pasa gran parte del día, en las zonas sur, y las áreas de almacenaje o garaje en el norte y oeste, con el fin además, de que hagan de áreas de amortiguación con zonas donde el confort térmico es una necesidad.

Las ventanas de las tres zonas que menos luz reciben deben de cuidarse en extremo. Las situadas en la cara norte, aportan poca luz al interior y se pierde más calor por ellas que por las que están situadas en la cara sur. Las ventanas situadas en las caras este y especialmente las de la cara oeste, a causa de que el sol está más bajo en el horizonte al amanecer y al atardecer, reciben más radiación directa y por ello, en esas estancias, las necesidades de refrigeración son mayores. Por ello, en todos estos casos el uso de al menos una doble cámara en las ventanas debería ser casi una obligación, aunque también hay disponibles en el mercado ventanas con tres cristales y hueco aislante doble, ventanas con gas argón inyectado en los huecos que aumentan en un 30% la capacidad de aislamiento, e incluso, acristalamientos con un recubrimiento de óxidos metálicos de baja emisión que dan lugar a un ahorro energético significativo del 35%. Todas estas soluciones, aunque más caras que las tradicionales ventanas de un cristal, se amortizan rápidamente y suponen un gran ahorro en la factura de la calefacción o eléctrica.

Con el fin de favorecer el enfriamiento pasivo de un edificio, las ventanas o huecos deberían diseñarse con el fin de captar los vientos o corrientes prevalentes en la zona. Una ventana abatible situada en el sitio correcto puede posibilitar la entrada de brisas o corrientes en la casa en dirección a otra ventana situada en el lado opuesto, y de ese modo, arrastrar el aire viciado.

También hay que tener en cuenta que el aire caliente en verano tenderá a subir, bien hacia el techo o bien hacia estancias en plantas superiores. ¿Por qué no aprovechar esta circunstancia creando un efecto chimenea en el interior de las casas para refrescarlas?

El color de los materiales de construcción también debería tenerse en cuenta. Por ello, en áreas más calurosas ya nuestros antepasados pintaban las fachadas de colores claros, con el fin de reflejar lo más posible la radicación solar.

 

Soluciones técnicas de diseño más complejas

Existen materiales capaces de absorber y almacenar el calor, por ejemplo, procedente del sol, y liberarlo más adelante cuando se necesite. Pero el uso de estos materiales (arcillas, sales, etc.) requieren de un estudio minucioso para adecuar la distribución adecuada del calor solar.

También se pueden diseñar elementos específicos en la envolvente del edificio o en el interior que capturen y redistribuyan el calor del sol. Algunos de estos elementos incluyen fachadas acristaladas en la cara sur, o espacios adosados tipo solárium. Pero al igual que antes, hay que diseñarlos cuidadosamente para que cumplan su función.

Los tejados también son un elemento clave a tener en cuenta. A parte de que deben estar correctamente aislados, son un punto ideal para emplazar placas solares fotovoltaicas, que contribuyan a la generación de la electricidad que demanda el edificio. Lo ideal sería poder cubrir la totalidad de las necesidades eléctricas, pero en España por desgracia, el gobierno no parece interesado en apostar por esta solución y lleva tiempo intentando aprobar una normativa que más bien desincentiva la auto-producción de energía.

 

Sistemas activos

Los sistemas activos implican partes móviles que hacen circular aire o un líquido, normalmente agua. Estos sistemas pueden usarse combinados con sistemas pasivos. Por ejemplo, mediante ventiladores o pequeñas turbinas, se puede llevar el aire caliente a zonas más bajas del edificio para que vuelva a ascender de forma natural, siguiendo un movimiento del aire convectivo. También se pueden usar junto con sistemas de almacenamiento del calor solar, y así, distribuirlo correctamente.

También en los tejados se pueden instalar sistemas activos, como los calentadores solares de agua o placas solares para agua caliente sanitaria. Desde el año 2006 en España, de hecho, es obligatorio instalar sistemas de energía solar para la obtención de ACS en todos los edificios de nueva construcción y rehabilitación de edificios existentes de cualquier uso en los que exista una demanda de agua caliente sanitaria y/o climatización de piscina cubierta, de acuerdo con el documento básico HE4 "Contribución solar mínima de Agua Caliente Sanitaria", del Código Técnico de la Edificación.

 

Iluminación natural y artificial

Con una buena iluminación natural reduciremos el gasto eléctrico derivado del uso de luminarias. Además mejoramos las cualidades visuales de una estancia. Es uno de los aspectos más cuidados en el diseño pasivo de edificios. Mediante el uso de superficies claras que reflejen la radiación solar, podremos iluminar incluso zonas muy alejadas de las ventanas en una estancia. No deberemos olvidar la instalación de dispositivos que provean de sombras cuando sean necesarias.

A la hora de elegir lámparas para iluminar de forma artificial una estancia, tendremos en cuenta aspectos como la producción de calor (por ejemplo, halógenas vs fluorescentes vs LED), vida útil, temperatura de color y por supuesto el consumo. En los últimos años, la tecnología LED se ha convertido en la alternativa más deseada por su bajo consumo, su larga vida útil y las impresionantes posibilidades de diseño que ofrecen.

 

Otros aspectos a tener en cuenta para una construcción respetuosa con el medio ambiente

Una construcción respetuosa con el medio ambiente no puede lograrse sólo mediante técnicas arquitectónicas o de diseño. Para alcanzar este objetivo además debe maximizarse el uso de las energías renovables.

 

Aislamiento

Una factor clave que debería considerarse en el propio proyecto de edificación. Los edificios eficientes energéticamente cuentan con un buen aislamiento en todos sus paramentos exteriores, tejados, solados y huecos. Ya hemos hablado de la importancia de instalar unas buenas ventanas, ya que por ellas se pierde calor en invierno y por el contrario, causan el calentamiento del interior en verano. Por otro lado, si la estructura de la vivienda o edificio no está bien sellada, tiene grietas, huecos abiertos (muy habituales en buhardillas y sótanos) se crea un flujo de aire semejante a como si estuviesen las ventanas abiertas. Esto conlleva un trabajo extra de los equipos de calefacción y refrigeración. Por ello, un buen aislamiento en fachadas y tejados es una de las maneras más efectivas de mejorar la eficiencia energética de tu hogar. En casas ya construidas, existen soluciones de aislamiento que se rentabilizan en pocos años gracias al ahorro que suponen.

 

Calefacción y refrigeración

Los sistemas de calefacción y refrigeración son responsables por sí solos del consumo de más de la mitad de la energía de una casa. La elección del sistema más adecuado a cada caso es determinante, algunos emplean energías y recursos renovables, y pueden contribuir a disminuir significativamente las facturas de tu hogar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies